Especialistas en la producción de hierbas aromáticas frescas, baby leaves, flores y hortalizas.

Cómo cultivar el romero en maceta

Cómo cultivar el romero en maceta

A través de varios pasos sencillos, el romero puede ser plantada en el hogar propio

Bien cierto es que lo más sencillo para cualquier ser humano es comprar una hierba ya cultivada, pero muchos son los que prefieren ver todo el proceso que sigue la misma hasta llegar al vivero. Un proceso sencillo, que se puede llegar a cabo siguiendo unos simples pasos en el hogar de uno mismo.

El camino más sencillo para abordar esta tarea es plantar un esqueje, es decir, una rama de otra planta que bien puede ser conseguida a través de otra persona o comprada en un vivero de plantas. Se trata del método más fácil porque las semillas del romero tardan mucho tiempo en germinar, lo que va a alargar de forma considerable el proceso.

Para llevar a cabo la acción, estos son los pasos que debes seguir:

  1. Rellena un tiesto, que tenga buen drenaje, con dos terceras partes de grava y un tercio de turba. Después, pon el esqueje anteriormente citado.
  2. Coloca la planta en un sitio soleado, pero donde no reciba el sol directo.
  3. Riega la planta durante las tres primeras semanas, periodo en el que echa las raíces, aunque teniendo cuidado de no encharcarla.
  4. En este paso también resulta recomendable proteger la planta con una bolsa de plástico transparente, simulando un invernadero, haciéndole agujeros para que el romero pueda transpirar.
  5. Una vez formadas las raíces, que es el proceso más complejo, lo ideal es trasplantar el cultivo a una maceta más grande y con mejor drenaje. También resulta conveniente cambiarla la tierra alcalina por caliza, lo que producirá que la hierba sea más aromática.
  6. Aunque no es básico, sí que es beneficioso podar las ramas cuando superen los cuarenta centímetros.
  7. En invierno es mejor tenerla en interior para que no puedan ser heridas por el frío, aunque también hay maneras de proteger tus plantas con remedios caseros.

Para acabar, cuando estimes oportuno o necesites el romero para cocinar solo tendrás que cortar una rama que sean requeridas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *